Rescatando espacios físicos con valor histórico y cultural

 

 

 
 



La Ruta Celestina es un proyecto que promueve el rescate de espacios físicos con valor histórico y cultural para que sean puestos en disposición de la comunidad artística musical de Puerto Rico. Además, busca exponer proyectos musicales con propuestas sonoras seguras a un público que disfrute de su expresión, cuente y eleve su trayectoria. Ante la carencia de espacios culturales y "venues", La Ruta Celestina pretende visibilizar la importancia de los espacios físicos con valor para la memoria colectiva como lugares para la gestión musical. Esto para potencializar dichos espacios como unos que aporten actividad cultural de la zona geográfica en la que están ubicados, mientras se fomenta su reactivación y rescate.



Este proyecto busca propiciar lugares. El concepto lugar para nosotras es la fusión del espacio físico y su valor histórico y cultural vinculado al ambiente que provoca al artista a través de su música. Identificaremos espacios físicos con valor para la memoria colectiva y abriremos una convocatoria para proyectos musicales puertorriqueños con el interés de hacer una presentación artística virtual o presencial en estos espacios. A través de la gestión cultural y la curaduría de espacios físicos y proyectos musicales queremos promover el arte como un bien necesario para la cultura, la economía, la salud y la vida cotidiana. Además, el interés es que la reactivación de los espacios físicos con valor cultural e histórico que seleccionemos genere una atención al espacio que permita potenciar el uso de ese espacio en el futuro inmediato. Esta ruta es una puerta para el desarrollo y crecimiento del valor de nuestros espacios patrimoniales y nuestra música puertorriqueña.



¿Por qué La Ruta Celestina?



Celestina Cordero Molina fue una mujer negra puertorriqueña nacida en 1787 que retó en acción las alternativas educativas atendiendo la urgencia de llevar la enseñanza a mujeres, niñas y jóvenes. En un contexto de escasez y machismo, Celestina le brindó a muchas mujeres el acceso a la educación. Fundó la primera escuela para mujeres en 1820 en su propia casa en la Calle Luna en San Juan. Cuando en el año 1832 enferma y no puede continuar como maestra, ya había sentado unas bases sustentables para que otras pudieran continuar su labor. Como muchas mujeres en un contexto social patriarcal su legado ha estado a la sombra de su hermano, también maestro, Rafael Cordero Molina. Sin embargo, reconocemos el esfuerzo y la bravura de Celestina y su insustituíble valor al generar un movimiento social que nos alcanza a las mujeres puertorriqueñas hasta la actualidad.



Celestina desde nuestros ojos, Celestina nuestro lugar y ruta...



Desde nuestros ojos, Celestina fue defensora y precursora de un movimiento significativo en la vida de sus comunidades cercanas que trasciende hasta este tiempo. Además, fue creadora de espacios ante la ausencia de oportunidades. Creó de su casa en la calle Luna en San Juan un salón de clase durante todos los años que le denegaron tu título como maestra certificada. Ahora nosotras abarcamos el otro lado: honrar los espacios existentes que están en desuso, por quienes en algún momento lucharon por tenerlos. El trabajo de Celestina fue tan abarcador que no dependió de su presencia, sino que se extendió a otras y las empoderó. Buscamos que La Ruta, luego de nuestra intervención, se mueva por sí misma, sostenida por la conciencia de los artistas, el público y las comunidades sobre su valor cultural. Además, la música y el arte se extienden como herramientas educativas, recreativas, terapéuticas y necesarias para la psiquis, memoria y cultura de nuestra Isla. Queremos promover el conocimiento sobre nuestros espacios físicos emblemáticos y patrimoniales y sobre nuestra rica y diversa música puertorriqueña contemporánea.

A pesar de que la labor de Celestina fue trascendental, apenas se habla de ella en la actualidad y no existe documentación suficiente de su trabajo. A través de la Ruta buscamos documentar y visibilizar las propuestas artísticas puertorriqueñas y nuestro patrimonio para que futuras generaciones tengan información robusta sobre nuestra cultura.


Este proyecto es gestionado por mujeres. En respeto y honor a Celestina la hacemos parte de nuestro nombre y filosofía. Celestina es un lugar y un punto de referencia de trabajo, justicia social, educación, feminismo y cultura extendido hasta nosotras. Celestina es la ruta para extender el valor de la cultura a otras y otros.


Si tienes un proyecto musical y quieres ser parte de este proyecto te invitamos a completar el formulario que aparece en nuestras redes sociales. Además, si te gustaría colaborar de otra forma escríbenos a larutacelestina@gmail.com.



Comentarios