A Myrna Rodríguez Vega






Por: Aisha Pérez-González



Mi proceso de aceptar una pérdida conlleva esencialmente poder hablar de ello. Con sinceridad no sé exactamente el orden del proceso del duelo. Sé que hay algo de negación, aceptación y, creo que, eventualmente la superación, o algo así. ¿Pero la superación de una pérdida? ¿Una pérdida se supera? Luego recuerdo a un amigo con quien he estado hablando sobre su texto para el obtener el grado de PhD. Al igual que yo, él escribe casi siempre dos versiones de su texto: la versión académica y la informal, que es usualmente la que sale primero. En su primera versión hay unas líneas que se me han quedado grabadas. Mi amigo comenta en su texto que otro amigo le comenta sobre la muerte de Ernesto Cardenal; entonces otra persona se queja y critica por Facebook eso de llorar la muerte de un poeta a lo que su amigo pregunta, ¿es poca cosa la muerte de un poeta? Por la misma línea, recientemente me enteré por Facebook de la muerte de Myrna Rodríguez Vega, el pasado 30 de abril de 2020. Desde entonces he estado pensando, ¿es poca cosa la muerte de una mujer artista, educadora, crítica de arte, literata y curadora?



"Anuncian Apertura Exposición Ateneo. Mañana viernes, 20 de septiembre, a las ocho de la noche, se celebrará en la Sala de Arte del Ateneo Puertorriqueño, la apertura de la Exposición de Grabados a colores de Myrna E. Rodríguez Vega. Myrna E. Rodríguez obtuvo su Maestría en Artes en la Universidad de Nueva York, en el año 1966, y su Bachillerato en Humanidades con especialidad en Bellas Artes en la Universidad de Puerto Rico."; Información: El Mundo, 9/septiembre/1968.

Rodríguez Vega, cursó un bachillerato en Humanidades en la Universidad de Puerto Rico y luego obtiene una Maestría en Artes y Educación en Artes de la Universidad de Nueva York en 1966. Rápidamente se incorpora a realizar su obra plástica y expone en Nueva York, Connecticut, dos veces en las Convenciones Anuales de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, en el Ateneo, en la Galería Pintadera y perteneció a la Cooperativa Borinquen 12. En 1969 expuso una pintura y un grabado junto a la cooperativa artística en el Museo de la UPR como Homenaje póstumo a Sebastián González García. ¿Es poca cosa la muerte de una artista?







Mientras cursaba sus cursos de maestría estuvo dando clases de arte en Nueva York y cuando regresó a la isla fue Especialista en Currículo para el Departamento de Educación. A comienzos de la década del setenta se incorpora como docente en el Recinto Metropolitano de la Universidad Interamericana de Puerto Rico dictando cursos sobre arte e historia del arte. Más adelante se convierte en directora del Departamento de Artes Liberales y perteneció al Senado Universitario de la misma institución. Además, dictó conferencias en la Escuela de Artes Plásticas. ¿Es poca cosa la muerte de una mujer educadora?
Revista del Instituto de Cultura Primera serie número 87, enero-marzo de 1985.



Rodríguez Vega se mantuvo dentro del panorama del arte tanto como escritora y crítica de arte. Trabajó para el periódico el San Juan Star por quince años y escribió alrededor de 800 artículos. Incluso, colaboró con la revista del Instituto de Cultura y Kalathos (revista de la Universidad Interamericana de Puerto Rico). Sin contar los innumerables ensayos para catálogos exhibiciones y las cápsulas de arte como parte del Programa de radio del Recinto Metropolitano. Asimismo, fue socia fundadora de la Asociación Internacional de Críticos de Arte de Puerto Rico (AICAPR) y presidenta del Capítulo. ¿Es poca cosa la muerte de una mujer crítica de arte y literata?




Revista del Instituto de Cultura, Primera serie número 94, octubre-diciembre de 1986.



Además, se destacó como curadora y organizadora de eventos culturales. Tuvo lugar en eventos tales como: el Primer y Segundo Simposio Internacional de Escultura celebrado en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, Simposio sobre crítica de arte; Anverso y reverso de la crítica del arte, la Muestra Internacional de Artes de 1993, Primera Bienal de Pintura del Caribe y exposición de Mujeres artistas de Puerto Rico en Santo Domingo. ¿Es poca cosa la muerte de una mujer curadora y gestora cultural?

Revista del Instituto de Cultura, Primera serie número 94, octubre-diciembre de 1986.


Desde hace muchos años leo sus escritos. Su muerte me tomó por sorpresa. Vale la pena resaltar que su paso por a las Artes Plásticas Puertorriqueñas ha sido uno enriquecedor no solo para ella, sino para todo aquel que estudia su trabajo. Creo que queda demostrada su pasión por las artes plásticas, su difusión y la importancia de su entendimiento mediante su incesable trabajo durante su vida. Entonces, ¿es poca cosa la muerte de una artista, educadora, crítica de arte, literata y curadora? ¡Gracias por tanto Myrna E. Rodríguez Vega!

Comentarios

  1. I have been married to my wife for 6 years and recently she broke up with me and it hurt me deeply when she told me to leave her alone and that she doesn't love me anymore when i was always faithful and honest to her. I tried all the ways to get her back buying her what she wants like I always did and she still left me heart broken and she even has a new boyfriend which destroyed me even more until a friend of mine from high school directed me to Dr Emu. This man changed my life completely. I followed everything he told me to do and my wife came back. I was stunned everything happened exactly like he told me. I had faith in everything he told me and everything was true. You can contact him via email: Emutemple@gmail.com He will help you in anything you need and quick to answer once you contact him through his whats-app number: +2347012841542
    For more details about Dr Emu you can visit his Website: http://emutemple.website2.me/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario