Lxs trabajadorxs culturales y la crisis permanente



Por: Dianne Brás Feliciano, Ph.D., curadora, escritora e historiadora


A pesar de que la mayoría de lxs artistas visuales y lxs trabajadorxs de la cultura (en general) estamos acostumbradxs a vivir en la precariedad, lo cierto es que no debemos aceptar estas condiciones. Solo para nombrar hechos recientes, desde el Huracán María, la clase trabajadora (de todos los ámbitos, no tan solo el cultural), ha sufrido gran necesidad ante la pérdida de empleos y la incompetencia de la administración local y del gobierno federal. Si pensábamos que ya íbamos camino a la recuperación, a finales del año 2019 se desataron una serie de temblores de tierra que afectaron -y continúan afectando- mayormente la parte sur de la isla. Entre el hambre, la necesidad y el pánico buscaban lxs artistas y trabajadorxs culturales cómo subsistir, y a la vez, cómo servir de apoyo en sus comunidades. Este nuevo año lo comenzamos con un gran sismo de 6.4 ocurrido el 7 de enero y su gran serie de réplicas. En marzo enfrentarnos de golpe a la llegada de la pandemia del Covid-19 y la imposición de un toque de queda por parte de la gobernadora, Wanda Vázquez Garced. A pesar de que las medidas de aislamiento sirven para evitar el contagio y proteger, por ejemplo, a personas de edad avanzada, no atiende a las poblaciones de mayor vulnerabilidad: personas sin hogar, personas obligadas a salir a trabajar (por ser parte de la industria de alimentos, el área de la salud, el cuerpo policiaco y/o instituciones bancarias) y por su gran necesidad, entre otras. El encierro se ha prestado, además, para la imposición de medidas represivas y hasta inconstitucionales con el fin de mantener a la ciudadanía a raya y evitar las protestas ante la tradicional ineficiencia e ineptitud del gobierno colonial.

Nahira Montcourt/Noticel


Lxs trabajadorxs de la cultura -especialmente quienes trabajamos por cuenta propia- nos hemos visto severamente afectadxs. Ante la pérdida de nuestras presentaciones, exposiciones y proyectos creativos, muchxs de nosotrxs carecemos de ingreso. Todxs conocemos el desastre que fue poder acceder a la plataforma de desempleo para cuentapropistas, y de igual forma con otros derechos como el de asistencia alimentaria (el PAN). Seguimos haciendo de tripas corazones, mientras no llega un solo cheque y la nevera permanece casi vacía. En momentos como este, donde las familias pasan toda o la mayor parte de su tiempo en sus hogares, podrían darse cuenta de la importancia del arte y la cultura para las sociedades. Muchxs durante esta cuarentena hemos visto una película o serie, hemos leído un libro, hemos visto algún concierto a distancia o visitado virtualmente nuestros museos favoritos. Sin embargo, aún no logramos el reconocimiento del Estado, aún no nos otorgan la importancia que merece nuestro gremio. Ante tanto atropello y desdén hacia nuestras profesiones, pienso que debemos mirar cómo se han organizado lxs cuentapropistas de la industria cultural en otros países. Quienes trabajamos de forma independiente no tenemos protección ni derecho alguno. Generalmente cobramos por hora, sin derecho a beneficios por enfermedad, asuntos personales o vacaciones pagas. Si no trabajamos, no cobramos. Si tomamos, por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, llena de creativxs, un grupo autogestionado de trabajadorxs de la cultura se organizó para investigar y recopilar data, con la que luego elaboraron el “People’s Cultural Plan”. Se trata de un plan que denuncia la falta de equidad hacia el sector cultural y asimismo hacia las personas inmigrantes. Provee un enfoque comunitario y consciente de la necesidad de proveer acceso a grupos vulnerables y fomentar la diversidad. Este es tan solo uno de los modelos que podríamos seguir para desarrollar un plan autóctono, que sea representativo de nuestras necesidades y reclamos.

Garvin Sierra, 2020, @tallergraficopr


Durante este periodo de cuarentena, varias instituciones culturales y organizaciones han ofrecido becas, donativos y adiestramientos – mayormente para artistas- que han servido de ayuda temporera ahora que ha aumentado drásticamente la necesidad. Sin embargo, a largo plazo, la caridad no debe ser lo que nos sostenga, sino el tener derechos adquiridos y ser pagadxs justamente por nuestras aportaciones. Para lograr esto hay un arduo camino por recorrer y mucho trabajo por hacer. Concluyo exhortándoles a compartir sus experiencias y apreciaciones, y a unirse para que juntxs podamos desarrollar alternativas sustentables para nuestro sector. ¡Que nos sirva la más reciente crisis como catalizador para transformar lo que nos oprime!

Jotham Malavé, 2019, @jotham.malave









--------------------------------------------------------------------------------------------------------




Comunícate con el equipo del PRAN (puertoricoartnews@gmail.com) para dejarnos saber qué proyectos culturales están surgiendo en plena cuarentena y cómo te podemos ayudar. Juntxs somos más.

Comentarios

  1. Excelente apertura al debate. También debemos pensar en los productores y artistas más abajo en esta escala, aquellos que no están enchufados a instituciones y becas ni los labs (coloniales en su mayoría) y están creando en otros puntos geográficos del archipielago borincano, y que en su mayoría impactan directamente a pulmón muchas comunidades olvidadas. No todo es un mural en la Ponce de León o un perfomance en una plazoleta del Viejo San Juan...

    ResponderEliminar
  2. Y a esto le añades la exigencia de muchxs a que el artista continúe llevando su arte, entretenimiento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I have been married to my wife for 6 years and recently she broke up with me and it hurt me deeply when she told me to leave her alone and that she doesn't love me anymore when i was always faithful and honest to her. I tried all the ways to get her back buying her what she wants like I always did and she still left me heart broken and she even has a new boyfriend which destroyed me even more until a friend of mine from high school directed me to Dr Emu. This man changed my life completely. I followed everything he told me to do and my wife came back. I was stunned everything happened exactly like he told me. I had faith in everything he told me and everything was true. You can contact him via email: Emutemple@gmail.com He will help you in anything you need and quick to answer once you contact him through his whats-app number: +2347012841542
      For more details about Dr Emu you can visit his Website: http://emutemple.website2.me/

      Eliminar

Publicar un comentario