Sueños de un New Porto Rico


Tito Calavera: Sueños de un New Porto Rico


Por Aisha Pérez

PRAN - La exposición Sueños de un New Porto Rico por Tito Calavera en el Ateneo de Puertorriqueño ha conceptualizado la importancia de apostar. Apostar al sustento, al trabajo, a la tierra. Apostar también mediante la plástica y su habilidad de traducir visualmente viñetas de la historia de la o. Aquí industria del tabaco en la isla. Incluso a la agricultura y a sembrar un New Porto Rico con un breve recuento de lo que hablamos.



"Crédito de Puerto Rico”, tinta sobre papel, 2019

Entonces Tito, ¿cómo comenzaste en el arte?


Empecé a hacer dibujos, sin saber que el arte era Arte. En la highshcool tenía un maestro de historia que me caía super bien y, en realidad, era la única clase que me gustaba. Mi maestro, Jorge Vega, @Ibaico en sus redes sociales, siempre estaba dibujando comics y hasta el sol de hoy todavía lo hace. Para ese mismo tiempo Vega, dibujaba para la revista Voodoo Ink. Cuando yo la descubrí me volvió loco porque a mi me gustaba el punk rock, las bandas de rock; esa estética agresiva, política y graciosa. Tenía presente la dinámica de poder crear una imagen y provocar una reacción y siempre buscaba eso. Además de que podía producir imágenes y publicarlas.

Como artista siempre miraba la estética punk rocker. Todo es político y agresivo. Usualmente se veían imágenes impactantes tales como carros de policías quemándose porque generaban una reacción directa. Aunque no soy agresivo esta estética siempre ha sido parte de mi formación pictórica. En la escuela me pasaba dibujando comics. Para las tipografías calcaba o le sacaba copias al libro con el texto y las trataba de imitar con cautela a mano. Para las imágenes, les sacaba copias, las ponía junto a los textos y poco a poco iba creando mi imagen.

Comencé a dibujar seriamente cuando hacia los flyers de mi banda. Además, de que mis panas eran bien creativos y teníamos una constante correspondencia de dibujos e ideas. Uno de ellos dibujaba, pintaba y tocaba música. De él aprendí muchísimo sobre estas dos cosas y quiero dejar claro que yo aprendí todo con mis amigos.
Luego empecé a sacar fotos de políticos en el periódico y los redibujaba como monos o animales. Durante todos estos años utilicé la técnica del monotipo y la aprendí en un salón de clase. Para lograrla, se entinta una plancha y hago los dibujos. Todavía hago mis dibujos de esa manera. Ahora uso materiales que conozco, pero sigue siendo la misma base que aprendí cuando era niño.

En cuarto año me tocó coger una electiva y Jorge Vega empezó a dar unas clases de drafting. Yo no sabía precisamente lo que era eso, pero me apunté. El en realidad la convirtió en una clase de publicidad. Aprendí a pensar de manera creativa y a utilizar el arte como posibilidad de ingreso dibujando, ilustrando y tirando ideas. Ahí me interesó de manera más sería el arte y decidí perseguirlo.



“Retoñar”, acrílico y óleo sobre lienzo, 2020

¿Cómo has creado para esta muestra?


Para esta muestra en específico, decidí retomar el proceso que menciono anteriormente para la creación de mis imágenes. Todavía calco cosas y tomo fotos para mis pinturas. Poco a poco las voy construyendo de la misma manera que lo hacía en la escuela y no como aprendí a pintar después, son procesos bien diferentes. Al igual que todo artista pasé por muchos procesos y el que más me funciona es como lo hacía antes.

En esta exhibición traté de ser bien claro entre idea e imagen para así poder llegarle a más personas que no necesariamente les gusta el rock (ríe). Las piezas que están en la sala se acercan más a la gráfica y están pintadas con colores brillantes. Me alejé un poco del negro y de abstracción completa, aunque todavía se siguen viendo rastros de ambos en las piezas.

Quiero que cuando el público vea mi muestra la entienda y pueda dialogar sobre las cosas que son importantes para mí y necesarias para nuestra sociedad. Mi arte es una especie de servicio para concienciar sobre el interés social y económico de la agricultura. Actualmente, estoy metido en la agricultura y casi todo lo que he hecho esta dirigido a la práctica agroecológica. Comencé con el tema del tabaco, pero planifico moverme a otros cultivos, la música y a gente importante que debe ser reconocida.

¿Cómo llegas al tabaco?

Siempre he estado relacionado con el tabaco de una manera u otra. Conocí a Antonio Castro Barreto por el cigarro. Un día fue a la tienda, compró unos cigarros y me compro unas piezas. Hicimos unos intercambios y nos mantuvimos en contacto. Para ese tiempo nosotros (Lilliam Nieves, Pedro Vélez y yo) estábamos en POF en San Juan y Antonio también estaba pendiente de nuestra producción plástica y nos ayudaba con el espacio. Luego pasó, María. Tony se quedó sin trabajo, Francisco su hermano, que yo todavía no conocía, había perdido la finca, lo perdió todo.

A Francisco lo conocí en una luz. En ese momento, luego del huracán, no había suficientes alimentos, las personas muriendo, no había agua limpia y Francisco estaba repartiendo plantas de berenjena para concientizar sobre la agricultura y para que las personas tuvieran algo que comer, sin tener que tener dinero. Aunque él había perdido todo seguía con su actitud súper solidaria y ayudaba a la gente con lo que sabía hacer: sembrar.

Ellos, desde que me conocieron me decían que debíamos empezar a sembrar tabaco. Yo me negaba porque trabajaba con el tabaco todo el tiempo, tenía metido en la mente que eso no era posible, no era sustentable, yo ponerme a sembrar y después tabaco. Siguieron insistiendo hasta que vi lo que Francisco hizo luego del huracán. Logró sembrar en un año lo que no había sembrado en tres. Yo vi esto y dije: “Con esta persona se puede lograr lo que sea.”

Cuando se acercaron la próxima vez que nos vimos les di todas las razones para explicarles por qué estábamos locos tratando de hacer nuestro propio tabaco en Puerto Rico. Yo conozco el proceso y es imposible, nadie nos va a dar dinero, etc. Entonces, dos semanas después me enseñan una foto de un invernadero lleno de plantas de tabaco, pero exagerao’ de lleno. En menos de un año ya tenían una cuerda sembrada de tabaco y al ver lo que eran capaces en tan poco tiempo, tuve que aceptar el reto.Yo pensaba que nos íbamos a tardar más. Habíamos proyectado a cinco años y lo hemos logrado en dos. Todavía nos dicen que estamos locos, pero esa es la mentalidad. Yo fui criado así. Así que con más razón debemos hacerlo.




“La Diosa del Tabaco” acrílico y óleo sobre lienzo, 2019

Sé que el proceso de creación de imágenes es algo bien particular para cada artista, pero me interesaría saber tu manera de hacerlo para el New Porto Rico.

Luego de María me puse a investigar sobre esto de la consciencia de la siembra, de alimentar un país y de cómo hacer eso sustentable. Tratar de buscar una manera de cómo hacer que la gente coma, porque ya era mucha gente muriendo, había niños cogiendo agua de las cunetas, yo, aunque estaba preparado, pasaba trabajo buscando cosas así que no me quería imaginar otros puertorriqueños en áreas rurales.

Al involucrarme más con el tabaco, comencé a buscar información del cultivo, sus prácticas, su historia en la isla y cómo se mercadeaba. Lo bueno es que encontré un tema que no va a tener un fin porque de ahí nos va a llevar a otro y a otro. Tuve que hacer investigación. Mis piezas casi siempre hablaban del proceso y ahora he tenido que culminar el proceso -de investigación- para luego producir. Tengo la oportunidad de viajar, hablo con gente intelectual en el tema y con esto he descubierto mi nueva manera de investigar. Siento que ahora el proceso de aprendizaje es más profundo y puedo organizar las ideas de tal forma para que la comunicación entre pieza y espectador sea más clara. Reconozco que estoy produciendo arte de conciencia y sumamente político, aunque no lo parezca de primera instancia.

Cuando comenzamos con el Club del Turro y nuestra aventura con el tabaco, Antonio empezó a coleccionar todo lo que tenía que ver con el tabaco en Puerto Rico. Porque, al que le apasiona un cultivo quiere saber todo de él y no solamente cómo sembrarlo. Fuimos juntos a la República Dominicana. Los llevé a La Aurora. Varios tabaqueros vinieron a Puerto Rico a visitar la finca y poco a poco nos hemos ido educando en el tema. En la isla ya no hay tabaqueros, ni hay nada de eso. He encontrado dos personas que saben mucho del tabaco en la isla, de las marcas, los trabajadores, cómo se hacía y hay varias publicaciones. Pero, es algo que yo entiendo que es un poco difícil de comprender para una persona que no conoce del tema. El lenguaje que se utiliza en estos procesos es bien complicado y creo, que, con mi arte, puedo expresar el mensaje de manera sencilla y clara. Estoy sorprendido de encontrar de repente tanta información y ahora estoy que no paro de producir.


“La Fuerza de la Aurora”, acrílico y óleo sobre lienzo, 2020

Creo que hay que recalcar que recurrentemente hay mujeres en tus pinturas y también hay una colaboración con Lilliam Nieves. Cuéntame de eso.

En las tabacaleras, las que trabajan allí son mujeres. Ellas hacen el trabajo con cinco hijos, les pagan una miseria y continúan allí. Ya no se trabaja en las mismas condiciones de antes porque el mundo te ve. La pieza “La fuerza de la Aurora” se trata sobre una mujer que ha trabajado toda su vida en una fábrica de tabaco para poder sustentarse y sus hijas trabajan allí también. Tuve el honor de entrevistar a esta persona y dialogar sobre su trabajo. La mujer en la obra no es la misma persona, pero es ella. Son todas.
Sus hijos son los que trabajan en la finca y si no hubiese trabajo no hubiese vida en aquel lugar. Esta pintura fue creada especialmente en honor a todas las trabajadoras de tabaco.Yo quería hacer una colaboración con Lilliam porque su trabajo está comprometido a eso y yo nunca había trabajado ese tema. Decidimos hacer una pieza juntos y vamos a poner a la “Turra Queen”. Me hace sentido traer a Lilliam para conmemorar y honrar el trabajo de las obreras con esta pieza. Es muy importante para mí que las mujeres, sean más reconocidas por su trabajo. Ahora mismo las mujeres son las que van a dominar la industria del tabaco. Las fábricas serán corridas por las hijas porque son las que se conocen todo el proceso de la producción y elaboración de los cigarros.

Como parte del programa educativo de la exposición, la Dra. Bianca Medina Báez dio una conferencia titulada “Género, capitalismo y patriarcado: la mujer y la industria tabacalera en Puerto Rico a principios del siglo XX" y nos presentó el minidocumental sobre Juana Colón que realizó con su hija. Esto fue un elemento clave para darle vida y contenido a las piezas que se mostraban en la sala. La Turra es un arte original de Lilliam para representar el valor que tiene la mujer en el tabaco. Lilliam realizó su pieza en una plancha de cedro y, en vez de entintarla de negro, la pinté dorada. Utilicé el cedro porque es un material que se usa para controlar las humedades en el tabaco. Todas esas piezas son en honor a ellas.

"The New Porto Rico", acrílico y óleo sobre lienzo, 2019

¿Cómo planteas tu New Porto Rico?

La solución es la agricultura. Te alimenta, genera dinero, sustento, seguridad, y te ayuda emocionalmente. Si aportas a la agricultura te darás cuenta de que todo depende de ti y que no se necesita de más nadie. Con cosas bien simples y sencillas, sin dinero, puedes. Cuando yo vi a Fran hacer lo que hizo, yo me di cuenta de que sin dinero tu podías hacer muchas cosas.

De igual modo, si viajas, ves Santiago y cómo se hizo, dices Puerto Rico es más pequeño. Nosotros podemos con el tabaco, café, azúcar, cacao. Al sembrar no podemos pensar en las condiciones de trabajo de los años veinte. En ese momento histórico había mucha pobreza, no había tecnología, existía la esclavitud y ahora hay otra cosa. La pobreza no tiene que existir por que las ganancias del tabaco son muy grandes al igual que de los otros cultivos. No hay educación sobre estos temas y por esto estoy haciendo esta serie de trabajos didácticos para demostrar que sí se puede y con gente que sabe.

Hay que señalar que los agricultores de hoy están solos en la finca y lo hacen, mediante la tecnología. Este proceso de compra y venta a los agricultores sería más económico y fresco si el gobierno capacitara e incentivara para agilizar los procesos de permisos. Aquí hay mucha gente que sabe sembrar, pero hay que educar que es posible sustentarse mediante la agricultura y yo creo que eso nos daría una nueva oportunidad de construir un país.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




Me dicen que hoy hay excursión para la finca. No pierdas la oportunidad de leer esta entrevista y de compartir el playlist que le acompaña.

Sueños de un New Porto Rico: El playlist


















Comentarios