viernes, 14 de junio de 2019

"El negro flagelado" , la obra perdida del abolicionista Francisco Oller




Por Edwin Velázquez Collazo
Blogger de Puerto Rico Art News
velazquezarte@gmail.com


Los datos históricos revelan que cuando Oller regresa a Puerto Rico en 1866 se encuentra con ambiente social donde permea todavía la esclavitud, el prejuicio racial, económico y social. Muy diferente a los aires de libertad que vivía Europa para esa época.

Como resultado de esto Oller se une a la lucha abolicionista en Puerto Rico, la cual fue otorgada en el 1873. Entre su llegada en 1866 y 1874 fecha de su segundo viaje a Francia el artista hizo una serie de obras donde plasmaba su censura a la institución de la esclavitud. 

Francisco Oller, "El negro flagelado" o "Un boca arriba" (1872) 
Reproducción de la fotografía del Archive Photographiques Bibliotheque Nationales, París.

Entre las obras ejecutadas bajo ese pensamiento abolicionista se encuentra una obra perdida del maestro impresionista caribeño y puertorriqueño Francisco Oller y Cestero (1833-1917) titulada El negro flagelado o Un boca arriba (c.1872), foto de arriba,  de la cual solo existe una fotografía que está en la colección del Archive Photographiques Bibliotheque Nationales en la ciudad de París, Francia. Según datos de catálogos y libros la misma fue exhibida en el Salón de los Rechazados (Salon des Refuses) de 1875 celebrado en Paris, Francia.  

Un boca abajo I (ca.1866-67), croquis a la pluma. 
Perteneció a doña Georgina Oller, San Juan, P.R., 
Paradero desconocido.

Un boca abajo II (ca.1866-67), croquis a la pluma. 
Perteneció a doña Georgina Oller, San Juan, P.R., 
Paradero desconocido.

Algunos datos obtenidos nos indican que algunas de las obras realizadas para esta época donde refleja el respeto por la dignidad del hombre son: El castigo del negro enamorado, Una chula, la Lavandera, Un pesetero, El almuerzo del pobre, El almuerzo del rico, El picapedrero, La mulata Pancha, Una madre esclava (La recompensa por la nodriza), La negra méndiga (Libre a los sesenta años) la cual fue aceptada en la Exposición Universal de París de 1867.

Estudio al natural de Francisco Oller

Como podemos observar Oller como abolicionista estuvo comprometido con el desarrolló de un arte que transmitió una filosofía moral abogando por las injusticias que recibían los esclavos.






5 comentarios:

  1. Estudie en una escuela que lleva su nombre. Jamas nos hablaron de este detalle que habla del un ser humano compasivo, moral y empático.

    ResponderEliminar
  2. el arte siempre debe reflejar a su pueblo, el arte es comprometido.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante. Gracias por ilustrarnos. Soy 3ra. generación Bayamones, y a mucho orgullo, y no tenia ni idea. Indagare con los descendientes de Oller en Bayamon a ver que averiguo.

    ResponderEliminar
  4. Varias obras de Francisco Oller propiedad de Don Luis Ferre las cedio a varios museos y coleccionistas privados...Por eso fue que Don Ricardo Alegria apesar de su amistad con Ferre,m tambien tuvieron enemistades...

    ResponderEliminar
  5. He comentado que la historia que enseñamos es una historia a media, que no profundizán en los asuntos medulares del estudiado. Todavía hay personas que no conocen el legado de Arturo Schoomburg, por nombrar uno. Frasquito como también se le conoció dejo mucha historia a trevés de su arte.

    ResponderEliminar