Fallece el maestro José Azaustre Muro (1929-2019), que residió en Puerto Rico

El pintor José Azaustre Muro exposición de retratos, paisajes, bodegones y composiciones,
en el hotel Ponce Intercontinental,1967.
Colección de Fotos del Periódico El Mundo. Biblioteca Digital Puertorriqueña, Universidad de Puerto Rico

PRAN - Recién nos han informado que el artista plástico Malagueño José Azaustre Muro ha fallecido en su casa de Rincón de la Victoria en España a la edad de 89 años.

José Azaustre nace en Málaga en 1929, el día 18 de Junio. Estudia dibujo en la Real Academia de San Telmo en Málaga. Marcha a Madrid, pasa siete años en el Museo del Prado estudiando y copiando a los grandes maestros de la pintura. Sus favoritos son Velázquez, Goya y Sorolla, Azaustre es uno de los integrantes del grupo de pintores de los años 50 de la ‘Peña de Montmartre’.

Intercala sus estudios con el retrato al natural. Son muchas las personas que se han beneficiado de sus pinceles para vivir más allá del tiempo. Azaustre no sólo capta la imagen sino también el espíritu del retratado.

En el año 1963 marcha a América contratado para pintar retratos de varias personalidades en Puerto Rico, Santo Domingo, Miami y Washington. Su obra gana gran admiración del público y de la Crítica Internacional. En Puerto Rico funda academias de dibujo y pintura en San Juan, Ponce y Mayagüez, Puerto Rico. Es tanta la belleza de esta isla paradisíaca que Azaustre, un artista con gran sensibilidad, queda prendado de ella. Sus paisajes, su gente, su luz, quedan plasmados en sus lienzos. Hace de Puerto Rico su segunda patria, como lo hizo el gran violonchelista Pablo Casals y el insigne poeta Juan Ramón Jiménez.


El pintor José Azaustre Muro exposición de pinturas en el Salón de Hostos del Hotel Mayagüez Hilton,1967.
Colección de Fotos del Periódico El Mundo. Biblioteca Digital Puertorriqueña, Universidad de Puerto Rico

Tambien realiza ciento cincuenta programas de Arte Televisados, "PINTANDO CON AZAUSTRE", en WIPR (Canales 6 y 3), que abarcan desde el dibujo básico, pintura al óleo, acuarela, arte comercial y escultura; por todo ello obtiene el prestigioso Premio INTRE por ser el mejor programa educativo del año.

Hizo murales y esculturas en la iglesia La Piedad, de Isla Verde; en la iglesia San Jorge, en Santurce; en los templos Amork en Ponce y San Juan, todos en Puerto Rico. Pertenece a la Academia de Arte, Ciencias y Arqueología de Puerto Rico. Es miembro de la Academia Tiberina de Roma (Capítulo de Puerto Rico). En el año 1973, fue nombrado Caballero de la Orden de San Jorge (Carinthia, Italia). Su nombre está incluido en la Enciclopedia de Hombres Ilustres de Puerto Rico y forma parte de la Fundación de Ponceños Ilustres en Ponce (Puerto Rico). 


Realizó más de sesenta exposiciones individuales, además de participar en un sinnumero de exposiciones colectivas Su obra se encuentra en importantes colecciones privadas y públicas en España, Francia, Inglaterra, Alemania, Australia y América, especialmente en Puerto Rico donde ha residido veintiséis años. Azaustre regresa a España en 1989 después de mucho ir y venir por los caminos del Arte, instalándose en el Rincón de la Victoria de Málaga donde siguió con su labor docente hasta su fallecimiento.


Aquí le compartimos extracto de una entrevista realizada al artista José Azaustre Muro en la Revista Sierra Ahillos, que publica la Asociación Cultural Amigos de Alcaudete.

- ¿Cómo es que decidiste saltar el charco y arribar a Puerto Rico?

Eso ocurrió en el año 1963. Me surgieron varios contratos en la isla para retratar a distintas personalidades, entre ellos a Monseñor Freimiot Torres Oliver, Obispo de Ponce (una preciosa ciudad de Puerto Rico), al doctor Francisco Lluch, al doctor Cordaro, etc.

Me enamoré de la isla, sus paisajes, desde el mar a la montaña, me cautivaron, sus gentes, sus costumbres y su tradición. Allí el que más y el que menos tiene un abuelo español. La herencia española se palpa en el viejo San Juan, en cada esquina, en las iglesias, en sus edificios y parques y sobre todo en su alegría de vivir. Me sentí como en casa y a los pocos días estaba almorzando con el gobernador de Puerto Rico en su casa, Don Luis A. Ferre quien fundó el museo de arte más importante de Centroamérica y el Caribe, y que me convenció para que me quedase como profesor de pintura en la isla. Fundé mi primera academia e impartí varios cursos de pintura en la Universidad de Ponce.

A los seis meses tuve mi primera exposición, que fue todo un éxito. Paisajes, marinas, bodegones, figura y algunos de los retratos a personas destacadas de la sociedad, formaron el conjunto de la exposición. Esta primera exposición fue importantísima para mi.



- Total, que echaste raíces.


Efectivamente, me casé y me establecí en Ponce y desde allí, viajaba por toda la isla cumpliendo con los encargos y realizando exposiciones, en total sesenta y cuatro en un total de veintiséis años vividos en Puerto Rico.

He pintado infinidad de retratos, casi podríamos decir que dos o tres a la semana, bodegones, composiciones de figuras, paisajes, marinas y temas de ballet.

- ¿Los murales, la escultura y los altorrelieves también te han interesado ¿verdad?

Los murales han sido parte de los retos que tenemos que resolver los pintores. Un mural que me enorgullece mencionar es el de la iglesia de La Piedad, situada en Isla Verde (San Juan de Puerto Rico). Mide diez metros por ocho de alto y representa La Piedad. En la misma iglesia me encargaron a posteriori una serie de altorrelieves que componen el Vía Crucis. Todo un año me llevó terminarlo, cada pieza mide un metro de ancho por sesenta centímetros de alto y es único pues incluye al resucitado. Después pinté dos murales en la iglesia de San Jorge, situada también en San Juan, la única iglesia de estilo gótico que hay en la isla. Un mural representa la Oración en el Huerto y el otro la Ascensión de la Virgen al cielo, ambos en el altar mayor.

- ¿Has atendido encargos fuera de Puerto Rico?

Efectivamente, muchos, entre ellos recuerdo los retratos que hice en República Dominicana a dos obispos, al director de la Universidad del Este en San Pedro de Macoris, Santo Domingo, Washington, New York e Inglaterra entre otros. Así entre retrato y retrato y exponiendo por toda la isla han pasado veintiséis años de mi vida.


Comentarios

  1. Azaustre fue mi maestro de dibujo por más de 10 años; su academia quedaba frente a mi escuela, Liceo Ponceño, de modo que era fácil ir; desde mis 12 años, estudié con él, los martes y jueves de 4-6pm, los sábados de 10am a 12del mediodía. Conocí a su esposa y sus hijos; en particular recuerdo al nene, a quien le decían Chico o Chiquitín, si no me equivoco. Ha llovido mucho desde aquel entonces. Durante mucho tiempo, ya yo adulta y con hijos, siempre pasaba a visitarlo; se había ido del centro de Ponce a la urbanización La Rambla. Mis suegros le compraron varios cuadros que siguen adornando las paredes de la casa familiar. Mi sentido pésame a la familia Azaustre. Que en paz descanse el Maestro!
    Frances Saad Maura

    ResponderEliminar
  2. Frances! Qué alegría! Te recuerdo con mucho cariño. Recuerdo tus comidas vegetarianas y las reuniones en casa. Gracias por tus bellas palabras de apoyo. mami falleció el día primero de enero y papi el jueves 4 de abril. Un año difícil para el Chico y para mi.
    Recibe un beso y unfuerte abrazo
    Maria D. Azaustre-Lopez (Chiqui),

    ResponderEliminar
  3. Gracias a todos los que recuerdan a mi papi, José Azaustre Muro. Ahora descansa en paz. Su obra, sus enseñanzas y su cariño vivirán para siempre en nuestros corazones
    Maria D. Azaustre-Lopez (Chiqui)

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué alegría conectar contigo, Chiqui! Lamento la muerte de tus padres; estuvieron muy presentes durante mi adolescencia, en particular cuando murió mi propio padre en 1970 cuando él tenía 56 años y yo creía que era viejo. ;) Por si quisieras comunicarte conmigo, mi correo es asaadmau@udel.edu Me encantaría REconocerte.
    Abrazos,
    Frances

    ResponderEliminar
  5. Que terrible noticia... Yo fui uno de sus estudiantes aya para finales de los 70's... Yo vivía entonces en la Rambla en Ponce y simplemente caminaba hasta la casa del Maestro para mis clases. Hoy tengo 60 años y aun recuerdo sus enseñanzas, aunque hoy soy un Contador y la pintura es simplemente un hobby dentro de las acuarelas... Mi mas sentido pésame y se dice de los grandes de la vida - hoy el maestro pertenece a los tiempos y será recordado en las mentes de quienes le conocieron... Walt.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario