miércoles, 7 de noviembre de 2018

El Museo de Arte de Puerto Rico recibe beca de la Fundación Andrew W. Mellon.


Vista parcial del laboratorio de conservación del MAPR


San Juan, Puerto Rico - El Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) se convirtió en receptor de una importante beca del Programa de patrimonio cultural y artístico de la Fundación Andrew W. Mellon. Se trata de una subvención de emergencia para atender las necesidades de conservación de la colección del MAPR tras el impacto de los huracanes Irma y María. Desde entonces, el Museo trabaja un abarcador proyecto de múltiples fases, con duración de un año, que incluye evaluación, conservación y tratamiento de obras de arte de su colección, así también el desarrollo de una nueva exhibición permanente.

Con una colección de más de 1,100 obras de arte puertorriqueño, creadas entre mitad del siglo XVIII hasta el presente, el MAPR enfrentó, tras el embate de los ciclones, 51 días de fluctuaciones de temperatura y humedad debido a la falta de energía. Aunque se activó un exitoso plan interno de preparación y respuesta liderado por Sol E. Rivera, conservadora de la institución, algunas obras se afectaron, por lo que urgió un plan específico para su recuperación. Una vez delineado, la institución sometió este plan como propuesta a la Fundación con sede en Nueva York, reconocida por apoyar, instituciones culturales y de educación superior a nivel internacional, desde una filosofía humanista.

Lo particular de esta beca, es que las propuestas no se someten por convocatoria abierta, sino por invitación. Y el MAPR fue invitado a someter”, expresó Marta Mabel Pérez, Directora Ejecutiva Interina del Museo. “En ese sentido, entendemos que esta beca se otorgó reconociendo que el patrimonio artístico de Puerto Rico se vio amenazado por la emergencia, y que el plan estratégico que presentamos es importante para la protección del mismo; para que esta y futuras generaciones puedan disfrutarlo en condiciones óptimas. También la beca es un respaldo a nuestra misión y a la labor que hacemos día a día, aunque en específico a la labor que realizamos en aquellos días, sirviendo como bóveda nacional para las colecciones de otras organizaciones artísticas y culturales del país, que no tuvieron energía eléctrica hasta mucho tiempo después. Ciertamente, hemos acogido la noticia con mucho entusiasmo.” 



Bajo el título “Asistencia de conservación y curaduría” (Curatorial and Conservation Relief), el proyecto subvencionado incluye la contratación de profesionales especializados, así como la adquisición de equipos y materiales. De igual forma, la subvención respalda el desarrollo de una nueva y ambiciosa propuesta curatorial, abierta e inclusiva, que promoverá el estudio e investigación de las obras tratadas, entre otras cosas. Esa propuesta curatorial será la nueva exhibición permanente del Museo. 

Una vez otorgada la beca, dimos inicio a las primeras fases del proyecto, incluida la evaluación de toda la colección y la participación de la comunidad como parte de una investigación curatorial. A finales de noviembre, inicia el cierre seccional de Interconexiones: lecturas curatoriales de la colección del MAPR, la exhibición permanente actual, abierta al público desde 2012. Ya en enero cerrará completamente”, añadió Pérez. 

La nueva propuesta, incluirá artistas y obras nunca antes exhibidas en el museo, obras comisionadas, obras de importantes colecciones, incluso, algunas de las obras restauradas en el laboratorio.

El proceso de desarrollo está siendo documentado y comenzará a compartirse a través del blog 299 De Diego (http://blog299dediego.wordpress.com), una herramienta de comunicación del MAPR para dar cuenta de las experiencias tras bastidores en ruta al nuevo montaje y su apertura. A través del blog, la institución adelantó que su nueva exhibición permanente presentará, a través de las artes visuales, los puntos de convergencia de las experiencias individuales y colectivas en Puerto Rico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario