miércoles, 12 de septiembre de 2018

Pugna en el centro latino / puertorriqueño Clemente Soto Vélez Cultural de Nueva York.





New York, NY - La Coalición para Salvar a El Clemente , un grupo de apoyo recién constituido, urge a la administración del Alcalde deBlasio que le exija al Departamento de Asuntos Culturales de la Ciudad de NY (DCLA por sus siglas en inglés) que supervise de cerca y rectifique la ejecutoria de la junta de directores del Centro Cultural Clemente Soto Vélez en el Lower East Side del bajo Manhattan y que honre las promesas de la administración garantizando una mayor exclusividad de las minorías en las instituciones culturales según el reconocido plan cultural que la propia administración de Blasio publicó en el 2017.  La Coalición busca una respuesta formal de la administración luego de que varios fundadores del Clemente junto a miembros de la comunidad puertorriqueña/latina y de residentes del Centro se querellaron de que el liderazgo de la junta ha resultado incapaz de liderar el Centro, negándose a cooperar con los oficiales electos, la oficina del alcalde y a la agencia DCLA para corregir la exigua representación de latinos/as entre los artistas del Clemente. La Coalición también exige la destitución del actual jefe de la junta, Tim Laughlin, quien debió haber traspasado el mando en junio del 2018.

“Como fundadores del Clemente, el Teatro LATEA está indignado por el claro desdén a la misión que han demostrado los oficiales actuales de la junta ya que demuestran un claro afán por desestimar la mismísima cultura que nuestro Centro tiene el compromiso de difundir. En estos momentos el liderazgo busca anular nuestra misión como una organización incluyente con una misión orientada a servir a los puertorriqueños y a todos los latinos incorporando e incorporándose en el mosaico cultural de Nueva York,” asevera Marta García Landrieu, esposa del fundador Nelson Landrieu y codirectora ejecutiva del Teatro LATEA.


“Pedimos que la oficina del alcalde asista a DCLA y emplace a los oficiales electos para preservar y mantener la misión puertorriqueña/latina del centro.  Deben responder prontamente para restaurar la legitimidad de los cargos oficiales en la junta y corregir desequilibrios históricos en la participación de los puertorriqueños y latinos como residentes artísticos,” señalo Miguel Trelles, antiguo miembro de la junta.

1.        El Clemente no tiene un director/a ejecutivo/a y la junta de directores no se ha movido para reclutarlo/la.

2.       Recientemente se han eliminado dos fuentes de ingresos indispensables para el Centro:   Se ha desmantelado el teatrito de alquiler de los Kabayitos y se ha dispuesto que no se alquile el teatro grande el Flamboyán a partir del primero de enero del 2019. Los alquileres de estos teatros son fundamentales para l misión multicultural de este centro ya que ambos teatros constituyen algunos de los pocos espacios restantes para que toda variedad de performeros, actores y músicos puedan presentar su trabajo en Manhattan.

3.       Varias renovaciones necesarias para el espacio como lo son el elevador y otros proyectos han quedado indefinidamente postergadas.

4.       Se ha llevado a cabo una caza de brujas en contra de los miembros latinos/as del personal que se estima ha costado unos $10.000.   Exigimos que se de a conocer el informe que rindieron los abogados contratados por la junta. No confiamos en informes parciales emitidos por los oficiales de la junta.

5.       La Artists Alliance Inc. (AAI), una organización y residentes creada para abogar por los artistas visuales residentes del Clemente y con lazos estrechos a varios miembros actuales de la junta, se apropio ilegalmente de 22 espacios del edificio durante una huelga de alquileres en contra del centro latino en esfuerzo por relevarlos de la gerencia del edificio.  Un acuerdo ratificado por el tribunal allano asperezas.  Un articulo del 2004 del NYT describe el trasfondo de tal lucha.

Teatro Flamboyan 

“Hasta la fecha no se ha presentado documentación que certifique ni el pago de casi $400,000 de alquileres que fueron retenidos como parte de la huelga de alquileres entablada por AAI, ni el pago de $73,000 estipulado como fundamento del acuerdo jurídico.  Sera que algunos artistas visuales residentes y sus representantes todavía hoy anden buscando que miembros del AAI asuman la gerencia del inmueble?, pregunta Rafael Tufiño, un reconocido artista puertorriqueño y residente a largo plazo del centro.  Y añade: ¿Habrá alguna razón para no entablar un “Order to Show Cause” en contra del AAI por negarse a acatar los términos del acuerdo jurídico?”

“Se está llevando a cabo un ataque sin cuartel en contra de los latinos y retamos a la administración a ejercer su autoridad para detener este atropello contra una institución que nosotros, los latinos, establecimos con un gran esfuerzo y sacrificio personal y profesional . . .  la ciudad tiene una obligación pública y moral de intervenir, expreso Mateo Gómez un miembro fundador. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario