sábado, 18 de agosto de 2018

La invisibilidad del Arte Queer en las artes plásticas puertorriqueñas


Gerardo Castro, Eleggua's Third Eye 2013 diptych, oil on linen, mixed media, 15” x 26”




Por Edwin Velázquez Collazo

En las pasadas décadas hemos visto un sinfín de eventos culturales con motivo a la cultura LGTB o Queer en una posible aceptación de las expresiones artísticas generadas por sus productores lo cual indudablemente es alentador. Muchos de estos eventos de las historias queer han sido incluidas y narradas en algunas de las plataformas del mainstream cultural puertorriqueño.

Eventos como el Puerto Rico Queer Filmfest y el Congreso de Literatura Queer de Puerto Rico los cuales ya se han celebrado varias ediciones se han ganado un sitial dentro de los eventos culturales anuales importantes del país.

Entonces me pregunto ¿Existe un arte queer en la plástica puertorriqueña? ¿Ha sido estudiado por nuestros curadores e historiadores del arte? ¿Qué exposiciones se han llevado a cabo? ¿Ha llegado el arte queer a nuestros museos?

La perspectiva queer también ha sido usada en el campo de las artes plásticas para estudiar las obras de artistas encuadradas en el marco de la cultura queer, en el caso de Puerto Rico estos estudios quizás no han llamado mucho el interés de nuestros investigadores o están simplemente fragmentados.

Installation view of Felix Gonzalez-Torres’s “Untitled.” 1991. On view in the exhibition Print/Out at The Museum of Modern Art, February 19–May 14, 2012. Billboard, dimensions vary with installation. The Museum of Modern Art, New York. Gift of Werner and Elaine Dannheisser. 
© The Felix Gonzalez-Torres Foundation, New York. Photo by Thomas Griesel

Nuestras artes plásticas también deben ser insertada dentro de la cultura queer, inclusive presentarla en nuestros principales museos, es de conocimiento que muchos artistas locales y de nuestra diáspora pertenecen a la comunidad LGTB incluyendo algunos de nuestros maestros del arte.

Destapemos el arte queer en nuestro país y comencemos a disfrutar de la obra de artistas como Félix González Torres (1957-1996), artista cubano formado en Puerto Rico, instalaciones; René Santos (1954-1986), pintura; Luis Carle (1962) , fotografía; José Luis Cortés (1962) pintura y performance; Gerardo Castro, pintura, entre otros artistas contemporáneos puertorriqueños.

René Santos (1954-1986), Untitled, 1983, oil on canvas, 77 x 85"

El profesor Rubén Ríos Ávila en su artículo “Queer Nation” nos señala: “Artistas plásticos como Antonio Martorell, Francisco Rodón o Myrna Báez, y otros más jóvenes, como Carlos Collazo, Marimater O’Neill o Arnaldo Roche invitan en sus obras a lecturas homosexuales, pero que a nadie se le ocurra aludir en ninguno de ellos a un deseo específicamente homosexual. Apenas comienza a esbozarse en Puerto Rico la categoría de artista gay.  Cuando se alude a la supuesta homosexualidad de artistas de la farándula popular como Ricky Martin o Lucesita Benítez se hace siempre desde el clandestinaje, como si la identificación con la homosexualidad tuviese que ser vista necesariamente como un elemento nocivo que atenta contra su estabilidad profesional.”

Freddie Mercado, performance 

El escritor y académico puertorriqueño Lawrence La Fountain-Stokes en su ensayo “Translocas: Migración, homosexualidad y travestismoen el performance puertorriqueño reciente” también nos hace una reflexión desde una perspectiva queer sobre la obra de Freddie Mercado, Javier Cardona, Eduardo Alegría, Jorge Merced y Arthur Avilés, 5 artistas gay del performance puertorriqueño contemporáneo.

Debemos exigir entonces la inclusión y visibilidad del arte queer en la historia del arte sin censura, sin discrimen o racismo y con el único motivo de propiciar la visibilidad de la comunidad LGBT en las artes plásticas de nuestro país, algo que ha sido negado hasta el momento.  

Vamos a ver qué curador o historiador del arte puertorriqueño, de los tantos que hay, dejan de hacer exposiciones sobre temas refritos del arte local y comienzan a analizar el arte puertorriqueño desde otra perspectiva sobre las tantas invisibilidades y negaciones puertorriqueñas (artistas negros, mujeres artistas etc...) que todavía hay en él.

Luis Carle, Crowbar East Village NYC, 1994, B&W Silver Gelatin Print, 16x20

No hay comentarios.:

Publicar un comentario